Factores que convierten tu marca de moda en un IT-Commerce

por Ana Díaz del Río, 15.07.15



La tienda online de nuestra marca es al fin y al cabo el hogar digital que tenemos como firma de moda en el universo de internet. Este sitio se convierte en nuestro espacio, nuestro rinconcito virtual que podemos decorar a nuestro gusto con toda la información y productos de la marca. Es nuestro espacio para contar quienes somos e impregnar al visitante con la esencia que refleja lo mágico de nuestro proyecto.

No podemos permitirnos, como marca, el lujo de descuidar nuestra web ¿Por qué? Porque es la imagen global de nuestro proyecto, de tu marca, de tu bebé empresarial. De tu casa.

¿Te gustaría que alguien entrase en tu hogar estando desordenada, con muebles viejos y sin limpiar? Pues lo mismo pasa cuando tu tienda online no está cuidada, mantenida y actualizada como debería.

¿Cómo eran antes las tiendas de moda online?

Pues como muchas de las que aún podemos ver publicadas: Un auténtico tendedero de ropa. Antes simplemente las marcas se dedicaban a volcar contenido y prendas, porque la prioridad era plasmar información sin importar que se quedara estática, sin movimiento alguno o que no tuviera cambios periódicos.

Muchas marcas que fueron pioneras en tener página web con su tienda integrada (allá en el año 2.002) se han quedado en la actualidad más que atrasadas. ¿Por qué digo esto? Sencillamente porque con la idea de “fui pionera” se han estancado y ahora sus páginas tienen menos visitas de las estimadas, por no hablar del descenso de conversión en su comercio online. En la actualidad todas están con presupuestos para volver a abrir una tienda online que concuerde con la demanda de sus clientes.

¿Qué es un IT-Commerce?

Si algo caracteriza a todo lo que lleva el término “IT” es la vanguardia, la innovación, el estilo y la imposición de tendencia. El magnetismo que podemos percibir de las “It-Girls” o de las marcas de moda más rompedoras es lo que provoca que el público adore y desee todo lo que esa marca emane. Bien sea por la originalidad, por ese “algo único, algo propio” que destaca de sus productos, sus colecciones, o incluso el propio branding que tienen, hacen que la audiencia a la que se dirigen se conviertan en auténticos groupies. Un ejemplo que me encanta es el de Desigual. No solo es IT sino que cumple con todos los factores que comento más abajo.

Desigual

Esto es lo que queremos conseguir con los eCommerce, transformarlos en originales, únicos, usables, amigables, que enganchen, que sean innovadores y sociales. Que se conviertan en IT y que nuestro producto suscite pasión por parte del consumidor. ¿No es acaso el objetivo que tiene todo diseñador/empresario al lanzar una marca? Pues si, no todo es la obsesión por las ventas, también queremos conquistar a los clientes y fidelizarlos.

Factores para convertir mi eCommerce en un ItCommerce

Como ocurre con toda buena receta de cocina, para lograr el éxito necesitamos saber cuáles son los ingredientes básicos. Si queremos lograr un cambio notable en nuestra web con el objetivo de convertirla en un ItCommerce, no nos pueden faltar los siguientes factores clave:

  1. Omnicanalidad: Presencia en las redes sociales que nos convienen (que no siempre son todas) y dar un mensaje unificado a través de ellas. Que se respire la marca en cada mensaje, cada imagen, cada post.
  2. Periodicidad: La constancia junto con la paciencia hacen que la periodicidad sea pan comido. Realizar cambios semanales en la tienda online aportará vida a nuestro comercio, ofreciendo novedades visuales y comerciales constantemente a los clientes.
  3. Web Social: Hoy día ‘Compartir es vivir’ y si la web no está hecha para compartir cada compra, cada look o cada post, no es una web actual. Cuanto más integremos las redes sociales en nuestra tienda, más cercanía lograremos entre el cliente y la marca, y viceversa.
  4. Cercanía: De esto hablamos en el punto anterior y es que el cliente quiere sentirse parte de la marca ¡Lo pide a gritos! No quiere estar ajeno de aquello con lo que se siente identificado. Podemos lograr esa cercanía gracias al copywriting de nuestros textos en web.
  5. Proceso de compra sencillo: No enredemos al cliente, facilitémosle la compra con tres simples clicks, cuantos menos pasos obtendremos más conversión.
  6. Generar atracción: Provocar ese deseo hacia la marca es esencial tanto para la conversión como para la fidelización. Por ello deberemos trazar un buen plan estratégico de marketing, social media y comunicación.
  7. Valor: Si no aportamos valor en nuestra web, si no damos un producto de calidad, una experiencia de compra única, un contenido en blog especial, unos looks originales… perderemos a los clientes (tanto a los de siempre como a los recién adquiridos) y lo malo es que posiblemente nunca vuelvan.

¡Hasta aquí mi post de hoy! Si quieres descubrir más novedades sobre Marketing de Moda, te espero en mi próximo artículo de blog. Mientras lo sacamos del horno, puedes seguir mis últimas novedades en mi twitter @ana_diazdelrio o en mi Facebook.

 

Autor

Ana Díaz del Río
Licenciada en Periodismo, especializada en Marketing On/Off y Social Media y autora del blog marketiniana.com.

Sobre este autor


ayuda a firmas emergentes de moda a diseñar estrategias de comunicación, marketing y social media que más se ajusten a sus necesidades. Está licenciada en Periodismo, especializada en Marketing On/Off y Social Media, y es autora del blog marketiniana.com. A su vez, es colaboradora en Quondos y tertuliana en diferentes medios de comunicación como Gestiona Radio u Onda Cro.

Artículos relacionados


Comentarios


No hay comentarios

Comparte tu opinión con nosotros


*Campo obligatorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *